Nuevo orden es un pinche churro

Me molesta el cine de explotación que tiene la moral de cualquier católico conservador. Me molesta un cine “shockeante” que se deja asustar a sí mismo de la barbarie que utiliza caprichosamente. Pero, sobre todo, me molesta la gente que tira la piedra y esconde la mano. Porque tu película tiene la misma aproximación a su moralina que un PSA sobre el uso del crack, manejando la violencia como un fenómeno unidireccional, simplón y reciente. Continúa leyendo Nuevo orden es un pinche churro