Lepra // Joaquín Filio

Ahora tengo en la mesa del comedor unos jirones ridículos de piel morena; las cicatrices se revuelven entre los libros y a los lunares se los llevó el viento. No me queda otro remedio que aprender el arte de la costura y la confección o meterme de lleno a un espectáculo circense. Entender que ir por el mundo descarnado, lo convierte a uno en presa fácil. Continúa leyendo Lepra // Joaquín Filio