¿Para que echarle más palabras al texto? // Augusto Sonrics

De todos modos, el reloj ya hace tik-tok. ¿Para que echarle más palabras al texto? De por sí ya rebasó el límite que decía en la convocatoria. Parece que no aprendieron nada de las hilanderas, ni de las constelaciones, ni de las arañas, ni de las palabras selectas que brillan en la oscuridad cuando viene el otoño. Continúa leyendo ¿Para que echarle más palabras al texto? // Augusto Sonrics

Sueñomatógrafo // Rogelio Rodríguez

¿De dónde nos proviene el contenido de los sueños? ¿Quién no ha soñado que muere de frío bajo la nieve y en realidad solo se ha caído la cobija de la cama? ¿A quién no le dolió la panza estando dormido y soñó que sufría impactos de bala en las tripas? ¿Y de dónde las pesadillas y los sueños húmedos eran por cenar mucho o por andar viendo mugrero como me decían de niño? Continúa leyendo Sueñomatógrafo // Rogelio Rodríguez

La fiesta de la canícula // Jessica Sevilla

A las cuatro horas, algunos extremistas de la fiesta se fueron a descomponer las luces. Los cuidadosos y los mochos decidieron irse. Quizás unos diez mil. El resto de los presentes más bien sintió alegría por el percance. En ese momento todo el plan se fue a la roña. Los pods comenzaron a ensancharse. Donde había cinco entraron diez y así sucesivamente hasta formar la gran nube, que fue visible desde Tecate y San Bernardino, California.   Continúa leyendo La fiesta de la canícula // Jessica Sevilla

La Gran Memoria // Rebeca Abadié

Hasta ahora nos ha sido revelado que la posición exacta del último suicidio (y hasta ahora único conocido) de la Gran Memoria fue en “el calendario gregoriano” marcado en el “31 de octubre de 2022 después de Cristo”. Aún estamos descifrando este mapa temporal y ya será momento en el que logremos localizar esta fecha tan peculiar. Continúa leyendo La Gran Memoria // Rebeca Abadié

La carne de las frutas // Juan Manuel Gudiño

Esa tarde confesé a mis amigas que me excitaban mucho los olores cuando estaba en hongos pero que aún era virgen. Les describí especialmente cómo me hacían sentir los pérsimos maduros cuando los partía y comía a pedazos. Cómo su jugosa carne se desparramaba en mi boca dejando correr el néctar por mis labios, mi mentón, mi cuello, hasta cubrir mis senos de ese jugo pegajoso que tanto les gusta a las moscas. Continúa leyendo La carne de las frutas // Juan Manuel Gudiño

La gente mala // Denise Ocaranza

Le cuento sólo porque mi mamá me explicó que con usted sí podía hablar, porque es policía. Ya no sé más, sólo se me ocurre pedirle que busque bien en su casa, en cada rincón; tal vez están escondidos, porque a veces, en las noches, la rama del duraznero hace rechinar mi ventana, me despierto para acudir al llamado, pero mi cuarto tiene las paredes negras e infinitas y no me puedo escapar. Continúa leyendo La gente mala // Denise Ocaranza