A propósito del fin del mundo // Juan Carlos Baez

La cucaracha, con todo y la radiación a su alrededor, de la muerte que la rodea, vive: existe. Nada la detiene. Ninguna bomba, ningún caos, ningún mutante en busca de su carne –porque en este futuro distópico puedes alimentarte de carne de cucarachas–. Se mantiene impertérrita. Sobrevive y se reproduce. Como el lenguaje. Continúa leyendo A propósito del fin del mundo // Juan Carlos Baez