Lo que Pokemon me enseñó sobre los amigos muertos

Me encuentro en Pueblo Lavanda. He perdido a muchos compañeros y quiero rendirles tributo en la torre pokemon. Nidoran evolucionó en un Nidoking muy rápido y salvó al equipo varias veces, sin embargo, murió por descuido de mi parte ante un Dugtrio que hizo temblar la cueva. Nidoking nunca dejó de confiar en mí. No dudó en protegerme. Me dolió más de lo que tenía contemplado. Ahora pretendo dar una oración virtual por su alma de ceros y unos. Continúa leyendo Lo que Pokemon me enseñó sobre los amigos muertos

Encuentros con The Casket Lottery // Mathias Ball

Disfruté conocer más música de la banda, pero definitivamente había dado encontré oro cuando di con Mountains y Survival; su debut, Choose Bronze (1999), tiene un sonido similar al de Mountains pero con composiciones considerablemente refinadas, mientras que su más reciente, Real Fear (2012), es decepcionadamente mediocre. The Casket Lottery siguieron como mi banda favorita todo mi primer año de universidad, aunque al siguiente comenzaría a desvanecer su poder y eventualmente fueron destronados. Continúa leyendo Encuentros con The Casket Lottery // Mathias Ball

Experimental // Zulma Rodríguez

En una sesión, Sedina se desvistió frente a la cámara, Lili cerró los ojos y luego los abrió poquito. Sedina se quitó el uniforme escolar, se puso una camisa negra y un moño rojo de su hermano. Luego cantó algo de un chico enamorando a una chica; al final, se peinó los rizos con los dedos y aventó un beso a la cámara. Continúa leyendo Experimental // Zulma Rodríguez

Un mito bellamente ilustrado // Carmen Avendaño

Lo bello del cine es el proceso desnudo. El movimiento. La transformación. El cine es intrínsecamente transformista. Es tiempo travesti. El cine no es una ilustración tras otra: la loca del Frente bordando; la loca soplando las velitas; el picnic; la loca conoce el mar. El cine y la poesía no suceden después, ocurren en el curso, en la secuencia. No hay punto, hay línea. Continúa leyendo Un mito bellamente ilustrado // Carmen Avendaño