La plaga y Glee

Como si en el mar de memes y fake news uno pudiera dejar un registro que le diera sentido a nuestras muertes para quien las viera en tercera persona. Pero había que asumir las cosas, no había sentido en esta muerte que no terminaba de entender por qué me dolía y los tweets de Sharknado de Monteith no contenían nada que me diera una respuesta a las preguntas que me ardían en el pecho. Nunca las supe formular, ahora quizá lo sé, pero no vienen mucho al caso. Continúa leyendo La plaga y Glee

Reseña: Dios, nueva temporada

Cierro el libro con ganas de pensar en el imaginario religioso de Naruto. Aunque el desencanto no me permite acercarme a la teología sin afilar primero los dientes, creo en la existencia de Dios, acaso tan solo por hacer más picante la posibilidad de la blasfemia. Dios, Nueva Temporada ofrece la oportunidad de poner ese nombre de cuatro letras y obligarlo a chutarse un maratón de Friends en diazepam. Matar a Dios es muy fácil, prefiero tenerlo vivo y viendo repeticiones de Glee. Continúa leyendo Reseña: Dios, nueva temporada

La Navidad es un culto a la muerte

Siento que la Navidad nos quita agencia y me siento incapaz de enfrentarme a ello. La imagino como una entidad inefable de órganos deformes que despierta cada año. Si demandara sangre, no tendría mayor problema en complacerla, pero pide cosas que no puedo terminar de nombrar. Felicidad, fraternidad, amor filial, pero torcido todo en moldes tóxicos, falsos, que despersonalizan a la gente que amo, que borran a la gente que estoy llorando. Continúa leyendo La Navidad es un culto a la muerte