La soledad de Milhouse

Dile dignidad y podríamos acabar con esto. Dile dignidad y volvemos al punto cero. Luann y Kirk viéndose a los ojos por primera vez hace quince años. Sus nombres pronunciados como un último suspiro antes de dormir años y soñar con una casa verde en medio de un manglar. Dile dignidad y quizá llegando a casa puedan volver a sentir amor. No. La verdad es que hacía mucho que el amor escaseaba en el hogar de los Van Houten. Continúa leyendo La soledad de Milhouse

Escribir literalmente, rodeados de muertos // Minerva Reynosa

En la urgencia de búsqueda de esas poéticas cambiantes, Rivera Garza encuentra algunos libros de la lírica mexicana que accionan ese lenguaje no solo preguntar-criticar, sino para volcarse, torcer las expectativas y la sensibilidad escritural […] Escribir en el hoy, no del yo contemplando al universo personal, sino un nosotros en los zapatos del otro, desposeerse de lo propio y configurar comunidades de escritura. Entonces, en un país con sucesos tan violentos y horrorosos como México, pregunta: ¿Qué significa escribir hoy en ese contexto? ¿Cuáles son los diálogos estéticos y éticos que nos avienta el hecho de escribir, literalmente, rodeados de muertos? Continúa leyendo Escribir literalmente, rodeados de muertos // Minerva Reynosa

You Never Know // Andrés Paniagua

Bueno, solo tengo dos cosas que decir al respecto. La primera, las computadoras siempre tienen la razón, aunque esto no se trata de tener la razón. La segunda, Tribilín; uno nunca sabe, realmente estás al garete. Aprenderemos algo. “Si un marciano bajara a la Tierra, abriera un platillo y dijera ‘oye, ¿qué pasa aquí?’, yo le tiraría esa pura frase.”. Continúa leyendo You Never Know // Andrés Paniagua

Estúpido rastrillo // Elisa Hernández

Las mismas malditas normas heteropatriarcales, que sí, que así se llaman, con nombre y apellido, me hicieron utilizarte a los once años, fueron las mismas que me separaron de Matilde, de su amor y de sus piernas perfectas, porque entre todas las “cosas de chicas”, nunca me atreví a decirle que me gustaba como se miraba con falda, que me gustaba, punto, más bien. Continúa leyendo Estúpido rastrillo // Elisa Hernández