A mi madre le entregaron una pequeña culebra de dos cabezas // Milagros Corcuera

Milagros Corcuera crea un registro donde el internet se vuelve ese horizonte cronotópico donde se da el encuentro de la voz lírica con el mundo. Veo en estos poemas un ejercicio donde se desnuda la relación contemplativa y estética que existe con el feed de Facebook y con una cotidianeidad hipermoderna. Con un tono desenfadado, con un lenguaje dinámico, Corcuera nos invita a exponer nuestra propia relación afectica con los panoramas destartalados que aparecen en nuestras redes sociales.

E.L.A.


Bucéfala

A mi madre le entregaron
una pequeña culebra
con dos cabezas: 
la bautizamos
Bucéfala. 

Pasamos los días
contemplando
como siseaba 
y sacaba la lengua 
de cada boca, 
intentamos
descubrir
cual cabeza llevaba
la voz cantante, 
porque los hombres
siempre quieren
saber quien manda. 

Nunca la vimos 
comer, y así fue
que la soltamos, era
preferible la salvaje oportunidad
de un jardín 
a la muerte
dentro de un frasco de vidrio;
decidió 
no hacer un espectáculo
sobre su alimento, 
ni tener que elegir
un soberano. 

*

Islas

Podríamos ser islas levantándose 
entre lagos dulces y fríos: 
la piel, una orilla
que se ahueca en cuevas,
sólo llega el extraño si tantea
con las yemas de los dedos 
la forma de la roca,
explorando sus recodos. 

Los restos de árboles caídos
y desastres naturales a la vista. 
 
Con ojos de niño recién abiertos que dice:
'mira, como en este filo 
se cruzaron los ñires rojos
con la barba verdeazul.
Fascinación por aquello 
que muriendo aloja vida.

Las lengas luego de la tormenta
serán banquete de insectos y hongos, 
entonces, levantémonos como islas, 
escondidas y tímidas, 
huesos, historias   
que caen y se transforman.

*

Sobre la lengua

En ella corren
los besos húmedos de boca abierta, 
el delicado sabor de la trucha 
y las palabras en voz alta.
Es el principio de vida que nos alimenta.
Por la lengua conozco al mundo: 
un bebé lleva todo a la boca. 
En la lengua se articula el idioma en el que digo
o callo o grito o agradezco. 
Sale de su cueva para burlarnos y querernos, 
se guarda si está herida o pensativa. 
Qué maravilla 
el molusco indefenso que aún así
se asoma al encuentro. 

*

Máscara de huesos

Un hueso de ballena se talla hasta convertirse en una máscara
con dos ranuras alargadas. Sobreponen el hueso  a sus ojos. 
Entra menos de la  luz cegadora de la nieve. Son apenas dos hilos.
Los hombres ponen huesos sobre sus huesos, cuerno, marfil.
El animal sobre la carne protege de la arena y el resplandor.
La  visión inuit es ahora una línea horizontal, pero 
¿quién no quisiera una máscara
ante la luz impasible donde casi no anochece, 
tener huesos más fuertes, pedírselos a los mayores,
intentar ponernos a salvo de conocer la claridad que nos dañará?

*

Un juguete inuit

Dibujaron constelaciones en la espalda de un oso polar,
estrellas blancas sobre el pelaje blanco. 
¿Habrá mapas invisibles sobre la nieve?
¿Quién fue, qué niño o qué mano
 sueña con un oso celeste?


Milagros Corcuera (Argentina, 1993). Poeta nacida y criada en la ciudad de Buenos Aires.  También, docente, bibliotecaria y narradora oral.

Junto a la fotógrafa Nadia Díaz montó la exposición fotográfica-poética Instantáneas (Buenos Aires, 2015). Durante 2018 vivió en Chile donde fue becaria del Taller de Poesía de La Sebastiana dentro de la Fundación Pablo Neruda. En Valparaíso, publicó Trasandina (Ediciones Letras en la Arena, 2018) poemas y crónicas del puerto. En 2020, participó del III Laboratorio de Escritura Territorial del Balmaceda Arte Joven Valparaíso cuya antología se editó en 2021. A su vez, forma parte del Taller de Poesía de Natalia Litvivnova desde 2018. Su escritura transita diferentes géneros: la poesía, la prosa poética, la literatura infantil, las crónicas de viaje y la no ficción; así como distintos temas: el viaje, la distancia, la imaginación poética, el amor y las tradiciones y creencias populares.

Actualmente, trabaja en tres libros álbum en co-autoría con las ilustradoras Nadia Romero Marchesini, Flor Rodríguez Actis y Celeste Berlier; además de Los hilos de Ruth (libro-álbum, 2019, inédito) y Una pared llena de exvotos (su segundo poemario, 2020-2021, inédito). Cuando no escribe, cocina con especias y picantes, junta polvo en las zapatillas viajando y practica la escalada deportiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s