1 .066 KM (Secret Spot) // Lujo Berner

El movimiento incesante, irregular y liberador permea este poema de Lujo Berner. Explotando el lugar del enunciante como windsurfer, los cambios de lugar, velocidad y marea se sienten como extensiones de una corporalidad casi panteísta. Con reverberaciones de los imaginarios místicos de José Ángel Valente y la generación beat, Berner construye aquí el principio de algo así como una hagiografía, donde la vida ejemplar del santo se define por un centro que se desplaza según el capricho del viento, y sin embargo, construye a la vez una especie de santuario donde las conexiones y el golpe seco del luto y la amistad se vuelven el equipaje de un enunciante que es condenado, o quizás bendecido, con la necesidad de seguir  moviéndose hasta encontrar el lugar de memoria. Un lugar que ya no es el mismo, ni alberga a quién estuvo, pero en el que existe la posibilidad de volver a articularse.

-E.L.A.


1 .066 KM (Secret Spot)

I

en esos días en los que la megamáquina te recuerda tu 
[sumisión
 de una forma más consciente y dolorosa
 y extiende ante ti el balance de beneficios y pérdidas
                         y lo segundo ya empieza ser una gruesa 
 [línea negra que te baja por la pierna
                                     y penetra en el subsuelo
             donde se acumulan las radiografías del físico
[consumido 
                         las imágenes siniestras de un mundo 
[que se va a la mierda
             el grito de muerte de la naturaleza desmembrada 
[por un mandril avaricioso
                         el recuerdo de los besos con lengua en mitad 
 [de un Fukushima de los impulsos
                              las facturas pendientes por todo el 
[sexo no
                   materializado
          o el testamento de cada uno de tus pasos en falso
  
 en esos días, digo
  
 donde cada vez asumes un poco más
 que tu lugar en el mundo se circunscribe a colgar
 de la rama que cruje a ritmo de torpedos
 es aún más duro ser uno de los pocos que saben
 cómo destruir la máquina
 o al menos como meter un palo en el engranaje 
[de su corazón negro
 bueno,
 en el fondo es un remedio casero para evitar su 
[influencia
                                                aunque sea por un 
[tiempo
 una infusión de hierbas y luz
 que te permite volver a ver lo natural
 como una madre desgastada por el parto
                         ser salvaje en un mundo de la 
[racionalidad suicida
  
 un brebaje que te permite ver lo natural
 ser salvaje una vez más
 quizás la última
                         saber de esta pócima es a la 
[vez curación
                                                y politraumatismo 
[del espíritu
 porque cuando el sudor frío de los cuarenta 
[barniza la 
[historia de cada día
             y en cada esfuerzo pones parte de tus 
[entrañas de juventud
  
 y todo el tiempo lo sabes
 que tienes el remedio
                         incluso lo cuentas sabiendo que nadie 
[va a escucharte
                                                (((ellos/nosotros
                         perdidos en catálogos religiosos 
                           [o en mercados de la
                                                simulación)))
  
 si todos tuviéramos un spot secreto…
  
 ¿qué cuál es la receta? ¿qué cómo se llega? 
[¿amigo?
  
 pues supongo que depende
  
 para mí, por ejemplo
 ese trozo de costa imaginado
 justo en frente de la laguna donde 
[confluyen cuatro ríos
 que desembocan entre un gran peñón 
[rocoso y oscuro
 y otro más pequeño y pusilánime
 con el fondo de arena
 el agua clara y fresca
 y esa derecha majestuosa y de mente limpia
 cuyo cabello se vuela hacia el atlántico de 
[forma erótica y exultante
  
 ya es un universo secreto donde no llega nunca 
[la oscuridad
             es más
                         me gustaría regalároslo
                                     como me lo regalaron a mí
                                                (aunque no tengáis ni 
                                                 [intención de abrirlo)
  
 aunque eso sea lo de menos
 (lo siento)
  
 porque mucho peor
 es tenerlo yo y no usarlo como refugio nuclear
                                                en esos días
  
 y mira que es sencillo
 saltar de la silla y correr con la cabeza mirando 
[al suelo
 y conducir 1 .066 kilómetros
 llegar con la marea subiendo
 y el viento del norte mostrando su brillo
  
 el secreto de la felicidad infinita
 mira que es fácil. 

II

Ah, la canción:
 Well, I don't care ifit rains or freezes
 Long as I have my plastic Jesus
 Riding on the dashboard ofmy car
 I could go a hundred miles an hour
 Long as I got the almighty power
 Glued up there with my pair offuzzy dice 

III

así que
 mientras ando perdido en ecocidios y sueños
 de tristísimas juergas postcapitalistas
                                     de forma incluso altanera 
[y ampulosa
                                     comprando falsos amuletos 
[que dignifiquen el
                                     anonimato de la caída
  
 me llega el torpedo feroz del amigo que se marcha
 y el poema explota en mil cabezazos
  
 me gustaría regalarte a ti el spot secreto
 pero uno donde la mancha que todo lo borra 
[no pudiera abrazarte
  
 una cala de vida más allá del día que llega
  
 me gustaría contarte aunque no sepa qué
                                                            ni nunca lo leas
                                     decirte que eres fuerte
                                                decirte que eres mi amigo
  
 hay una hoguera en majanicho que da calor
 y guía a los surferos muertos el día de año nuevo
 hay una calle en essaouira en la que el viento cae a 
[plomo
 desde los brazos del titán
  
 me gustaría ser también firme
 y hablar del pasado como una comilona de dicha
 vivir el ahora como una maravilla mullida que 
[pisamos descalzos
  
 pero si tenía alguna oportunidad de ser positivo
 el último disco de nick cave me la ha arrancado
  
 no puedo regalarte nada que te ayude
 el dolor ahora es el más fuerte.

IV

  And I called out, I called out
 Right across the sea
 I called out, I called out
 That nothing is for free 

Luis Bernardeau (Murcia, 1975) es ingeniero civil, padre de familia y windsurfista. Su vida se despliega en una serie de heterónimos.
Como Lujo Berner, en el terreno de la poesía, ha publicado el fotolibro New York City Haikus (Vulcania, 2009), además del poemario Home (Boria, 2017; Finalista del “IV Premio Internacional Fractal de Poesía”). Además, sus poemas han aparecido en publicaciones como El Coloquio de los Perros (Cartagena), o Carne para el Perro (Alicante), y ha participado en distintos ciclos literarios, entre ellos el Festival de poesía de la Algameca Chica (Cartagena), Deslinde (Cartagena), Los Lunes Literarios (Murcia), o Poetas en Cercanías (Alicante).
Desde 2013, también, participa en la coordinación del Circuito Ibérico de Acción en Olas (CIAO), una prueba de windsurf en olas con el reto de buscar las mejores condiciones en sitios tan diversos como el sureste peninsular, Galicia, Cádiz, Portugal, Marruecos o Cabo Verde.
Y el viento, o su ausencia, sigue dominando su rutina.

Un comentario en “1 .066 KM (Secret Spot) // Lujo Berner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s