Elogio a la casualidad frente a Nakazawa ice cream // Martha Patricia Sánchez Baez

Es un tema recurrente en la poesía la recuperación de los dominios perdidos de la infancia. En este poema Martha Patricia Sánchez Baez toma la imagen de Oliver Atom a la vez que recupera la de su hermano. Son las particularidades del dolor compartido en el presente, y también el de las imágenes que se heredan, las que cargan de sentido a este texto.

J.G.


Elogio a la casualidad frente a Nakazawa ice cream

a Ryunosuke Akutagawa

Nakazawa ice cream     
se ubica en la periferia de un Japón imaginario
me refiero al Japón imaginario que yo visitaba
      [junto a mi hermano 
cuando tenía cuatro años y él seis
todas las tardes nos sentábamos en la sala oscura
      [de mi casa 
y encendíamos la caja gris pesada del televisor
no podíamos perdernos ningún capítulo sobre
      [las hazañas de Oliver Atom 
    pero al crecer 
esas hazañas y el Japón imaginario
se fueron como también se fue mi hermano 
    se desvanecieron de la misma manera que se 
      [esfuman casi todas las infancias 
para que después 
en otro tiempo menos olvidado de nuestro camino 
      [hacia la muerte
cuando se es casi adulto casi joven      cuando se 
      [hacen los grandes viajes
ahí la casualidad tejió a mis dedos con Japón 
ahí
mi esposo 
mi hijo 
con quien ahora 
por casualidad vemos el capítulo 51 de
      [Captain Tsubasa  
los nombres ocultos debajo del doblaje
por ejemplo 
en Latinoamérica 
la esposa de Oliver Atom se llama Patty Haydee 
en Japón 
la esposa de Captain Tsubasa se llama Sanae Nakazawa 
su familia se dedica a vender aisu kuriimu en mi Japón 
アイスクリーム imaginario
ese Japón 
     que justo en este instante veo con mi hijo a través
      [de una pantalla HD
se mezcla con su rostro al escuchar el nombre
      [de Sanae Nakazawa
mi hijo grita y hace el alboroto    mira mamá     
      [Sanae como Sanae chan
Sanae chan es su abuela     vive en Osaka      
      [es mi suegra 

el punto es 
todas estas palabras sobre los asuntos del doblaje 
o sobre el Japón real e imaginario
me hacen pensar que tal vez 
    y gracias a la casualidad que a menudo es una gran
      [telaraña que teje nuestras vidas
el Japón que yo visité a los cuatro años junto 
      [a mi hermano 
ahora muerto
también será visitado por mi hijo acompañado
      [de su hijo
mi nieto
comentarán que la casualidad hizo que una
      [niña mexicana    
que ahora es su madre     su abuela
fuera una admiradora de Oliver Atom
      [Captain Tsubasa
un futbolista japonés     
un futbolista 
     como todo aquello que siempre trae la casualidad
de otro mundo 

Martha Patricia Sánchez Baez (epeji del Río, Hidalgo, 1989). Licenciada en Lingüística y Literatura Hispánica. Maestría en Literatura Hispanoamericana. Actualmente radica en Zacatecas y se dedica a la docencia en preescolar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s