Me vestirán con cenizas // Ana Martínez Castillo

En los poemas de Ana Martínez Castillo encuentro una invitación al estado de duermevela propio de los visionarios. Las abstracciones se construyen con un vaivén delirante y rítmico; las imágenes, por su parte, llegan a ser pezadillescas. Hay algo de barroco en la forma en la que nuestra poeta arma su texto.

En su trabajo están presentes la muerte y la sangre, pero también el blanco y el sueño. Los textos que componen esta selección son parte de su libro Me vestirán con cenizas, y en todos ellos encontraremos la imagen de una poeta que ha entrado en una comunión prounda con el lenguaje.

J.G.


ALUCINACIONES

Así recibimos sedimentos de saliva, la hora extrema recibimos. Variaciones del espejo nuestros rostros, nieve pura nuestros rostros, vergüenza, prueba, despedida nuestros rostros.
          Nada se mueve en el zarzal.
…………………..Nada acecha aún nuestra blancura.
Recibimos el toque cálido en la frente, hojarasca y acero. Reposada forma de la histeria mis palabras. Y dijimos:
El mundo es un odioso numen blanco.
Dijimos:
Vamos a sumergir nuestra cintura en la saliva.
Celebremos el esperma.
Celebremos la aurora que no llega.
Brindemos por la alucinación hecha de cobre, por la muerte del padre, por el ciervo que dispara.
Celebremos el pecado, el salvaje lecho, el bautizo de cianuro y escarcha. Y dijimos:
Voy a morderme los cabellos uno a uno.
Voy a morir aquí, entre tanta belleza. Entre tanta carne abierta. Entre la dulzura de las amapolas voy a morir.
En la arquitectura desquiciada del silencio.

.

AUTÓMATA

Nació la autómata. Se formó de metales, fibras, ranuras. Amaneció desnuda, pura, sin mácula. Vino a morir al mundo. Soñó nítida su calavera. Soñó como sueñan las bestias, con la respiración fuerte, con el latido, con el olor a sudor en las articulaciones.

Se enamoró de la cruda carne azulada, de la sangre, de la orina. Se enamoró de la piel y de las uñas. Soñó que tenía la boca llena de frío, que era suya la prisa. Soñó que moría una tarde cualquiera, pálida, pulcra, serena. Entre límites y escaleras soñó que se moría, que tenía aristas la noche, que la noche tenía fluidos, humedades, múltiples crímenes secretos. Y le dijo a la noche

                                              da igual
Y le dijo a la muerte
                                te perdono
                                te perdono por la luz que nos recubre
                                te perdono por ser yo
                                por correr a abrazarme a la tierra,
                                por hacerme masticar insectos
                                        [te perdono.
Y fue la muerte ceremonia.
Fue la muerte trigo nuevo.
Fue la muerte y dijo
                                vale
Dijo
                                sígueme
Dijo
                                cae la lluvia a deshoras, pero
                                          [importa poco
Importa poco todo. Ya lo sé.

.

ABSURDO

Mira, el niño venía mal.
Era una mentira, un absurdo entre mil. Un caso anómalo. Era una pulcra masa deforme, un amoroso quiste invertebrado.
Uno entre mil.
Casualidades.
Me lo sacaron una tarde. Tiraron de sus cabellos dormidos hacia fuera, lo bañaron con una luz provisional, lo guardaron en una bolsa.
Es que mira, venía mal.
Son cosas que pasan. Cosas que se tuercen, que se asfixian, que se deforman, que te sacan del cuerpo una tarde, cosas invertebradas que laten, que respiran, que se detienen, cosas que envuelven en plástico, que tiran a un contenedor una tarde, cosas que se manipulan con guantes, brillantes anomalías de carne que una, sin embargo, nunca deja de querer.

.

VENDRÁN

Vendrán desastres,
lluvias,
vendrá la piadosa
sustancia de la noche.
Seremos
el ciervo atropellado
junto a la carretera.

.

[Selección de Me vestirán con cenizas, Versátiles Editorial, 2019]

.


Ana Martínez Castillo (Albacete, España, 1978) ha publicado poemas y relatos en diversas antologías y revistas literarias, así como reseñas y artículos en diferentes webs. Como poeta, han visto la luz los poemarios: Bajo la sombra del árbol en llamas (Ediciones de la Isla de Siltolá, 2016), La danza de la vieja (Ediciones de la Isla de Siltolá, 2017), Me vestirán con cenizas (Versátiles Editorial, 2019) y De lo terrible, que será publicado próximamente por Chamán Ediciones. Es, además, coordinadora editorial en InLimbo Ediciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s